Veinte días de búsqueda y recechos en varias concesiones de Zimbawe, han dado como resultado el abate de este hermoso ejemplar de macho adulto con unos colmillos e 50 lbs. con una flecha certera disparada a 26 metros con un arco tradicional de 90 libras de potencia, que le afectó a pulmón y corazón  Una experiencia increíble y maravillosa, no exenta de dificultad.